Municipio de Rosario 26/01/2016

Una ciudad rica en historia

Rosario es la ciudad más antigua del departamento de Colonia (1775), y de origen español. Su ubicación privilegiada y buenos accesos, así como un territorio de tierras fértiles con abundantes cursos de agua –en particular la Cuenca del Río Rosario- tempranamente atrajo numerosas migraciones de agricultores europeos.  Estas colonias agrícolas de unidades familiares, con alta contracción al trabajo de la tierra, de elevada  productividad con sus tecnologías originarias, que incluían procesos de transformación agroindustriales, le dieron una impronta a toda la región por su capacidad agroalimentaria.


• La ciudad se volvió un centro de servicios regional, con una economía próspera, que en la segunda mitad del siglo XX se enriqueció con la instalación de industrias manufactureras que agregaron otro puntal de desarrollo a la ciudad. Y se conformó una red regional con otros centros urbanos vecinos, donde Rosario operaba como el punto focal, incluyendo para los servicios públicos municipales y nacionales.


• La planta física de la ciudad partió con un ordenamiento territorial básico, que le proporcionó el amanzanamiento tradicional del damero español originario.  Con un relieve ondulado, bordeada en su límite Noreste  por el Arroyo Colla y amplios espacios verdes, con una economía sólida reflejada en el nivel de su infraestructura y de las construcciones, se constituyó en un centro urbano de buena calidad de vida. 


• Su contingente poblacional alcanzó un máximo a inicios del siglo XX, que luego decreció y se recuperó, pero no alcanzó más el nivel de su época de oro; actualmente oscila en una población cercana a los 10.000 habitantes.


• Rosario se caracterizó –en el contexto de la región- por mostrar un fuerte sector industrial manufacturero, con algunas empresas significativas, FANAESA (baterías de vehículos), FUAYE (utensillos de aluminio), Turansa (metalúrgica), Pedro Gutman (curtiembre). La crisis del modelo de sustitución de importaciones y la apertura de la economía a partir de los años 70 produjo el cierre de estas empresas, con notable impacto en la dinámica social de la ciudad. Adicionalmente, quedó un complejo pasivo ambiental que aún hoy condiciona las perspectivas hacia el futuro.


• Hoy, un importante frigorífico, y una organización médica mutual, constituyen las principales empresas y fuentes de empleo, además de los servicios públicos para toda la zona Este del departamento. 


• Aunque todavía el turismo es una actividad poco desarrollada en Rosario, gradualmente se perfila como un puntal de desarrollo para la región. La ciudad es parte del circuito turístico del Este del departamento, caracterizado por sus valores naturales, históricos, y culturales, la emblemática producción artesanal (quesos, dulces, mermeladas, conservas), las artesanías, los deportes náuticos en el Río Rosario, y la cadena de playas sobre el Río de la Plata. Su proximidad con Buenos Aires y su ubicación intermedia entre Colonia del Sacramento y Montevideo son factores adicionales de atracción.

• La ciudad recibe visitantes fundamentalmente por el día, siendo el Museo de Arte Mural y los festejos del Carnaval los principales atractivos turísticos locales. Si bien la oferta y los servicios turísticos son bastante limitados, hay actores locales trabajando en forma asociativa interesados en impulsar el desarrollo de la actividad.


SITIOS DE INTERES

 

Plaza Benito Herosa

Es  la  primitiva  Plaza  Mayor  que  don  Benito  Herosa construyera en el año 1774. Tiempo después recibió el nombre de  Plaza  Constitución.  Desde  1944  lleva  el  nombre  del fundador de la ciudad. Iglesia de Nuestra Señora del Rosario Su historia nace con la ciudad. En 1774 se construye una primitiva capillita que guió a los rosarinos por más de un siglo. En  el  1900  el  padre  David  Buletti  realiza  os  trabajos preliminares del gran templo actual. Esta labor se extendió hasta 1922, cuando se completan las obras de ornamentación del frente y la torre, y se coloca el reloj público.

Iglesia Nuestra Señora del Rosario

 Es uno de los lugares más significativos de la ciudad.  Dentro de ella descansan los restos de uno de los Treinta y Tres  Orientales:  Gregorio  Sanabria  que  murió  en  1825,  de acuerdo a la leyenda popular, "persiguiendo desertores".
En 1923 Juan Krause, ganador de una licitación pública, instala gratuitamente el reloj de la Iglesia.


Plaza Pascual de Chena


Un apacible rincón al Noroeste de la ciudad. Se construyó como un justo homenaje al poblador indígena de mayor importancia en la historia de la ciudad. En ella hay juegos para niños y cancha de fútbol.


Paseo del Parque Durieux

Zona de picnic junto al arroyo Colla. El nombre del Parque recuerda al fundador del Colegio Liceo Regional Franco Oriental. En medio de la vegetación del monte natural ofrece churrasqueras y la obvia invitación del arroyo a un refrescante chapuzón.  También se practica canotaje y natación, en medio de la vegetación del monte natural.

 

Puente de Piedra


Al final del Liceo, y a pocos pasos de parque Durieux, descansa sobre el arroyo Colla este bonito rincón donde también se practica el canotaje y la natación. Es impresionante la división de natura que hace el puente: a un lado la ciudad, y al otro la espesura del monte natural.

 

Paso Arballo


Es una acogedora playa donde el arroyo Colla se ensancha y se aquieta. La costa se  halla  poblada  por  arena  gruesa,  las  márgenes  están  sombreadas  por  la exuberante vegetación del monte natural, las aguas tienen poca profundidad, y el entorno ofrece comodidades básicas para el picnic familiar. 

 

La Laguna del Bote


Aguas abajo, a poca distancia del Paso Arballo, el arroyo Colla se entrelaza con el arroyo Rosario. Juntos forman la profunda pero apacible Laguna del Bote. En medio de  la  maraña  del  bosque  nativo  aparecen  sus  costas  llenas  de  incansables seguidores del deporte de la pesca. También cuenta con servicios básicos para un buen picnic.

 

Parque Tomas Berreta

Es un espeso monte de eucaliptos, baños y churrasqueras que invitan al viajero al descanso meditativo y profundo. Cuenta con muy buenos servicios. Un grupo de artesanos de Rosario han rescatado y reciclado un viejo vagón en el que muestran sus productos al viajero. Se encuentra en la confluencia de las rutas N° 1 y N° 2.

El Molino Bonjour 


Data  del  año  1887.  Su  propulsión  hidráulica  funcionaba  con  una  rueda  sobre  el arroyo. Se halla a la altura del kilómetro 127 de la Ruta N° 1.

  Murales rosarinos 


El maestro Yens Schou ha sido el líder que ha guiado a el grupo de rosarinos para concluir este proyecto. La historia de Rosario se representa en los muros, reflejando hechos históricos, anécdotas, sucesos importantes y  personajes queridos por todos los rosarinos.